Mi experiencia emprendiendo en el Reino Unido

Comparte esta entrada
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin

Nunca pensé que viviría en Inglaterra, mucho menos en Londres. Pero en mi búsqueda por encontrar la opción más viable para salir de México, me encontré con la “Innovator Visa” ofrecida por el gobierno del Reino Unido.

Cuando me enteré de su existencia, leí que solo 2 personas habían logrado obtenerla, así que se mantiene como un tipo de visa bastante desconocido.

En esta publicación, les cuento mi experiencia personal en el proceso de obtención de visa (¡fui la persona número 12 en obtenerla!) y sobre mi vida en Londres.

 

¿Qué es la Innovator Visa?

En esta entrada doy información sobre los tipos de visas, incluida la que yo obtuve. Así que les doy el resumen:

Las normas de inmigración del Reino Unido publicadas el 7 de marzo de 2019 describen este visado como:

“Una ruta para los empresarios más experimentados que buscan establecer un negocio en el Reino Unido. Los solicitantes tendrán una idea de negocio innovadora, viable y escalable, apoyada por un organismo de apoyo. Con algunas excepciones, los solicitantes dispondrán de fondos para invertir en su negocio. Esta categoría puede conducir a la instalación en el Reino Unido”.

 

¿Con qué idea de negocio apliqué?

En 2017 comencé a desarrollar mi startup: Cursos Jazyk. Así cumplí con los requisitos primordiales de innovación, viabilidad y crecimiento potencial:

Innovación: Ofrecemos cursos de idiomas en línea para hispanohablantes. Te preguntarás, ¿que no existe ya apps para eso? Exacto. Muchas apps, pocos cursos. Jazyk no ofrece software, ofrece un curso completo, no solo un idioma reducido a un juego simplificado. Y adicionalmente: yo desarrollé el método. Nadie más lo usa, haciéndolo nuevo, innovador.

Viabilidad: Cuando apliqué para la visa, ya teníamos un MVP y más de 50,000 usuarios. Así que ya habíamos demostrado que era un negocio viable, es decir: producía resultados.

Potencial de crecimiento: la diferencia entre una pequeña empresa y una startup, es el potencial de crecimiento. Una pequeña o mediana empresa, llegará a un tope de crecimiento. Mientras que una startup, el potencial de crecimiento da para mucho más: no tiene límites a corto o mediano plazo.

Trabajé mucho en los detalles de mi plan de negocios y en todo el papeleo. Pasé varios meses preparando mi solicitud para conseguir a un “patrocinador”. Haré una publicación separada con consejos para poder conseguir inversión para tu proyecto, igualmente entrevistaré al director de la aceleradora que me patrocinó, para conocer su punto de vista sobre lo que buscan en un proyecto. 

 

¿Se necesita inversión?

Al momento de que apliqué, no había lineamientos claros sobre el monto de la inversión. Con la visa para emprendedores anterior, el Reino Unido pedía una inversión de al menos 200,000 libras esterlinas. Mi abogado me recomendó contar con 50,000 libras esterlinas para la “innovator visa”.

Estos recursos pueden provenir del solicitante, de un tercero o incluso del organismo que lo avala. Eso es porque algunos organismos avaladores son capitalistas de riesgo. Eso significa que pueden proporcionar un aval para permitir a un solicitante presentar su solicitud al Ministerio del Interior utilizando sus propios fondos, o sujeto a una investigación y una entrevista, el Organismo de Avalúo puede proporcionar la inversión.

En mi caso, tuve inversión privada, a cambio de un porcentaje de las acciones de Jazyk.

 

Mi proceso de aplicación

1.- Crear un plan de negocios, roadmap del proyecto y todo el papeleo que necesitaba. 

2.- Buscar sponsor, en específico las que se especializan en Edutech. Puedes consultar la lista completa de sponsors y sus intereses principales aquí.

3.- Una vez que analicé mis opciones, elegí a distintas organizaciones que cumplían con lo que buscaba en un sponsor. Apliqué a todas ellas, 8 en total.

4.- Tomé el examen IELTS para probar mi dominio del inglés, ya que es requisito para la visa.

5.- Después de dos meses, recibí respuesta positiva de parte de dos sponsors, finalmente elegí a uno. Me extendieron la carta de aprobación.

6.- Apliqué para la visa en la Embajada del Reino Unido en México. Tienes que aplicar máximo 3 meses después de recibir tu carta de patrocinio. El costo de la aplicación fue de 1,021 libras esterlinas.

7.- Después de dos semanas, recibí respuesta positiva a mi solicitud y quedaba recoger mi visa.

 

 

Mi experiencia personal con esta visa

Con este tipo de visa, no puedes trabajar fuera de tu negocio, por lo que tienes dos opciones: tener ahorros suficientes, o que tu negocio ya esté produciendo ganancias.

En mi caso, tengo un puesto como CEO de Jazyk y recibo un salario por ello, mismo que usé para vivir en Londres y de lo que vivo ahora en España.

Básicamente, me enfoqué en dirigir Jazyk y planear su crecimiento mediante una aceleradora de startups. Adicionalmente, tomé clases de administración de negocios. Fui voluntaria también, dando apoyo en clases de español.

Llegué en noviembre 2019. Honestamente, no amé la ciudad. Después, llegó la pandemia. Esto hizo que me replanteara mis objetivos a futuro y la realidad es que no quería vivir en Londres. Es una excelente ciudad para las empresas emergentes, pero no para mí. Así que mantengo a una parte del equipo allá, mientras yo vivo en España (por ahora).

A pesar de esto, no dejo de estar agradecida con Inglaterra. En México, mi país, no pude hacer crecer mi proyecto. Era una puerta cerrada tras otra. En Reino Unido, me dieron la confianza de llevar a Jazyk al siguiente nivel, aún siendo extranjera.

Si tienes un proyecto innovador y tu país no da para más, te invito a que busques las visas Startup que ofrecen distintos países. Parecen imposibles de obtener e intimidan con sus detalles, pero existen por algo: los países que las ofrecen buscan ganar la carrera a ser la nueva sede de startups. Úsalo a tu favor, infórmate, acércate a otros emprendedores (mis mensajes directos en instagram siempre están abiertos) y ve por tu objetivo. Pocos lo logran, porque pocos se aventuran. Sé una de esas personas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sobre Sinlugar

Somos Mariana y Aemilius, creamos Sinlugar para inspirar y motivar a otras personas a vivir dónde y cómo quieran. 

Síguenos
Lo más reciente
Recibe actualizaciones

Suscríbete al boletín semanal